Carlos Caballero – Sastre

Carlos Caballero

Chalecos, colores y su conexión

chalecos, colores y su conexión

EL CHALECO

Historia

El rey Carlos II de Inglaterra fue el responsable de darle una gran repercusión internacional en el siglo XVII introduciendo su uso en la corte como parte del “buen vestir”.

Una de las teorías sobre su origen es que el monarca tomó la idea del viajero y aventurero británico Sir Robert Shirley, quien a su vez lo había visto en la corte persa de Shah Abbás el Grande.

Se dice que el rey francés Luis XIV ordenó a sus vasallos que adoptaran enseguida el uso del chaleco o “justacorps” para devaluar el nuevo estilo inglés y los cortesanos franceses le dieron su estilo utilizando la seda y añadiendo ricos adornos bordados.

Tras la Revolución Francesa de 1789 se vuelve menos llamativo debido al sentimiento anti aristocrático que imperaba y al nuevo rechazo de la suntuosidad estética gala, simplificándolo de forma que se acortó el faldón poco a poco hasta llegar a la cintura y se eliminaron las mangas por razones prácticas.

Posteriormente el movimiento dandy, cargado de estilo y rebelión, dotó al chaleco de una popularidad sin antecedentes y pasó de ser una vestimenta secundaria a una principal en el traje de tres piezas, usando unos tonos monocromáticos y ajustándolo para moldear la figura masculina, definiendo la cintura y marcando unos hombros anchos.

Modelos actuales

A grandes rasgos, los modelos de chaleco se dividen en dos grupos: de una fila o hilera de botones y de dos filas o cruzado.

El bajo puede ser inclinado y terminado en picos, o recto, opción más habitual para el chaleco cruzado. Este último puede tener la doble hilera de botones en paralelo o en forma de triángulo invertido (mi preferida).

Puede ir sin solapas o con ellas, permitiendo escoger entre las de muesca, punta de lanza o cuello chal. La línea de escote puede ser recta y hará que el chaleco se vea más aunque la chaqueta esté abrochada, o en forma curvada, que dejará ver más cantidad de camisa y corbata.

Otro detalle muy importante es la posibilidad de llevar los botones forrados del mismo tejido o buscar un contraste añadiéndolos de asta, corozo o madreperla. Esta decisión marcará un estilo suavizado o más llamativo.

trajes de novio Valencia

LOS COLORES

El primero en definir los colores fue el filósofo Aristóteles que determinó que todos se conforman con la mezcla de cuatro colores básicos y además otorgó un papel fundamental a la incidencia de la luz y las sombras sobre los mismos. Estos colores eran la tierra, el fuego, el agua y el cielo.

Siglos más tarde, Leonardo Da Vinci definió al color como propio de la materia y avanzó un poquito más definiendo la siguiente escala de colores básicos: primero el blanco como el principal ya que permite recibir a todos los demás colores, después en su clasificación seguía amarillo para la tierra, verde para el agua, azul para el cielo, rojo para el fuego y negro para la oscuridad, ya que es el color que nos priva de todos los otros. Con la mezcla de estos colores obtenía los demás.

Por último, en el siglo XVII Isaac Newton estableció el principio hasta hoy aceptado de que la luz es color. Descubrió que la luz que pasaba a través de un prisma era capaz de descomponerse en varios colores formando un espectro. Este fenómeno se observa cuando la luz incide sobre las gotas de agua y crea el arco iris.

el chaleco y sus colores

UNIÓN ENTRE AMBOS

El color nos produce sensaciones, sentimientos y emociones. Induce diferentes estados de ánimo, transmite mensajes, expresa valores y situaciones. Nos permite darnos a conocer, expresarnos con nuestro look y estilo personal poniendo de manifiesto nuestra personalidad.

En nuestra cultura occidental, los tres colores primarios del sistema RGB transmiten:

Rojo: Pasión, seducción, poder y provocación.
Verde: Equilibrio, naturaleza, serenidad, optimismo y fertilidad.
Azul: Honestidad, confianza, estabilidad, racionalidad y armonía.

En la sociedad actual donde lo visual reviste gran importancia, los colores tienen una preponderancia magnífica y es justo por esto que la unión de los dos conceptos, chaleco y color, puede marcar la diferencia a la hora de vestir en determinados eventos.

Hoy en día prevalece más la elección de un traje o un chaqué en tonos medio/oscuros ya que nos transmite la sensación de sobriedad y elegancia. Sin embargo, siempre tenemos la gran baza de jugar con un chaleco que tenga un diseño personalizado que refleje fielmente nuestro estilo y con un color que exprese el mensaje que queramos transmitir.

Todas estas posibilidades te las podré ofrecer gracias a las importantes firmas con las que trabajo y el amplio abanico de colores y diseños que poseen. No dudes en pedir una cita para poder asesorarte.

Posts relacionados :