Carlos Caballero – Sastre

Carlos Caballero

COMIENZOS

sastre trajes
Cita Previa
Carlos sastre Valencia

Más de media vida en el mundo de la sastrería

En 1996 los sastres Silvio y Eloy me contrataron como aprendiz para su sastrería recién inaugurada junto a la Avenida del Oeste después de haber estado muchos años establecidos en un piso. A pesar de no tener ninguna experiencia en el sector, ellos vieron potencial en mí y decidieron formarme.

Fueron tres años y medio en los que tuve la oportunidad de empezar a aprender la profesión rodeado de oficiales de taller, patrones, prendas de prueba, telas, costuras, tijeras, tizas, acericos…

Poco a poco fui adentrándome en un mundo de artesanía y diseño que me ayudó a desarrollar mi creatividad y mi gusto por la moda así como mis habilidades en la atención al cliente.

Crecimiento profesional y evolución

En 1999 supe que El Corte Inglés estaba buscando alguien como ayudante/aprendiz para su departamento de sastrería y que tuviese aptitudes. Demostré mi valía en las sucesivas pruebas por las que pasé y conseguí formar parte del equipo.

Ese mismo año estuve paralelamente trabajando y sacándome el título de Cortador de Sastrería en la prestigiosa Escuela de moda y patronaje “Andrespert” de Valencia. Al año siguiente repetí la experiencia pero esta vez en la Escuela Superior de Sastrería “La Confianza” de Madrid.

En El Corte Inglés gracias al apoyo y enseñanzas recibidas por parte de sus dos experimentados sastres con los que tuve el lujo de aprender hasta el 2005, enriquecieron mi formación de una manera que pocos tendrían oportunidad de recibir.

A partir de ese año y hasta el 2020 fui el sastre responsable del departamento, atendiendo y vistiendo a todo tipo de clientes, tales como notarios, banqueros, abogados, empresarios, futbolistas, políticos… Guardo muy buen recuerdo de Mario Vargas Llosa con el que tuve trato durante mes y medio en las sucesivas pruebas para confeccionarle un traje de lino blanco.

sastre
sastrería Valencia
sastrería

El gran paso definitivo

Después de 21 años en la sastrería de este centro comercial decidí que ya era el momento de dar el gran paso y establecerme por mi cuenta.

Visualicé y creé lo que yo considero debe ser un lugar en el que poder ofrecer una atención exclusiva, privada y de calidad acorde con el servicio que presto después de tantos años de experiencia.

Definitivamente este lugar lo he creado no sólo para encargarse una prenda, sino para vivir una experiencia.
Carlos Caballero